Frasario

"Y todo comienzo esconde un hechizo"

José Knecht

28 sept. 2011

Te odio


Te odio

Te odio tanto que me enfermo,
Que pienso que este odio es imposible,
Que el odio que siento no puede, no debe
Ser mi odio ni poder dirigírtelo al pecho
Como una flecha envenenada de odio.

Este odio es tan odio que eres tú,
Que no puede ser ninguna otra cosa,
Que el sentimiento más profundo
Que haya sentido jamás.
Me paro a pensar
En el odio que te profeso
Y me pierdo en recordar
Todo aquello que me hace odiarte,
Que me envenena, que quiere
Envenenarte,
Y que dejes de existir.

Es un odio en lo más hondo
Que llega de las entrañas y
Se posa en la cabeza para
Emponzoñarte el alma desde
Sus adentros.

No es odio, es su esencia,
Lo que provoca aquello
Tan enorme y bello , e importante
Que es imposible que desaparezca;
Tan arraigado que molesta,
Que destruye, que
No puede existir para contigo
En mi cuerpo y
Que guias mis pasos
Hacia tu cuerpo
Que odio,
Hacia tus besos,
Que detesto.

Para beber después
Del odio de tus pasos
E incrementar el que ya te tengo.
Y ver crecer, cómo crece
Mi odio cuando te veo,
Es mirar en la fuente
Del odio que mancha de negro
Mi interior, y aquellos recuedos
Que no son culpables
Del odio profundo
Que te tengo.

En realidad entiendo
Que no me entiendas,
Pues es tal cantidad de odio
El que te tengo
Que comprendo
La falta de fé
En algo que se pueda odiar
Tanto,
Y con tanta fuerza,
Tan intenso;
Que te odie más cuando
Porfín a ti te hablo
Y te veo,
Solo un poco mientras
De más odio me llenas;
Cuando al fin te odio con palabras
Y tú me las devuelves
Manchadas de más odio,
Y nos odiamos en silencio
Bajo la estrella tenebrosa
Del oscuro odio,
Ese que nos hace ver
El odio con cariño hacia
El odio.

Impregnarnos tú en mi odio
Y yo en el tuyo,
Yacer bajo el odio;
Porque yo sé que tú me odias,
Mas tú no sabes, ni tienes
La más remota idea
De cómo yo te odio,
De cómo te guardo ahí abajo
Bajo kilos de odio,
Y que te entierro profundo para
Que te quedes allí en el fondo,
A kilómetros de mi,
Bajo kilos,
Toneladas
De odio.

“Te odio tanto,
Que yo mismo me espando
De mi forma de odiar”

Que muero de odio mientras
El miedo me muerde,
Tan rápido que devora,
Que no mata:
Aniquila.


Odio la tranquilidad de tu figura
Y odio tus manos en las mías,
la cercanía que transmiten
Tus ojos
A los que odio más que
A nada, más
Que cualquier cosa
Cuando me miran.
Y más te odio; ¡Dios!
Cuánto te odio
En sueños y despierto,
Como soñando despierto
Te odio.

¡Pero cómo puedo estar ansioso de tu odio!
Siempre esperando el momento
En el mar de odio y tiempo,
Para dedicarles
Segundos de mi odio,
Que es infinito
Aquí adentro.

¡Ay ¡
Si yo te odiase más,
Más que es imposible;
Solo sabría amarte.
Y tendría que aprender a odiar
El amor.

6 comentarios:

Cartaphilus dijo...

Joder, A. Qué bueno.

Pine Apple dijo...

Opino igual. Lo he estado leyendo sin respirar.

Anónimo dijo...

Tanto odio, hermano, acaba convirtiéndose en un hábito amable, como fumar o mirar el mar.

Alruin dijo...

Por lo menos es un odio sincero, qué voy a contarte, hermano. Por suerte no falta tabaco, ni mar, aquí. Gracias por pasar :)

Y a vosotras, mujeres! Ya sabéis, C, P, os detesto! :) Un besito

Haidée dijo...

XDD Hacía mil años que no oía esta canción, como otros tantos que no aparecía por blogger, adivina que estaba sonando cuando entré a tu blog XD

Alruin dijo...

Sonaba AQUELLA canción? Oh sí, espero que cuando lo leyeras además, xD gana significado. Re-wellcome

Inexplicables Seguidores

Beren

Beren
goro goro

Datos personales

Mi foto
Antarctica
Me gusta doblar los libros, subrayarlos, pero sobre todo leerlos. Me gusta mi gata, más que muchas personas. Hacer tartas. Dormir cuando pían los pájaros y estar en vigilia cuando otros duermen. Huyo del gentío. Las cosas complicadas.