Frasario

"Y todo comienzo esconde un hechizo"

José Knecht

31 may. 2010

A contracorriente.

a contramuerte, más bien, como decía Otero. ''¡Ángel con grandes alas de cadenas!". Al menos sé que miraculum es un sustantivo nominativo singular y que las alegorías de Fausto me dejan exhausto. Me voy a dormir el sueño de los mortales con dolor de cabeza incluido. Que es hora, para esta noche un tentempié bucólico lleno de ekphraseis y locus amoenus aderezado de personificaciones y descripciones monísimas de la muerte -mireusté-. La fábula de Genil, de Espinosa cuenta las vicisitudes amorosas del río Genil personificado en un dios acuático. Amor, mitología, descripciones chupiguays, 30 octavas, la final es:


Llenos de envidia noble se levantan
Los dioses del sagrado Coliseo,
Y con las lenguas de agua dulce cantan
Alegres: «¡Himeneo!, ¡Himeneo!»
Mas de improviso, sin pensar, se espantan,
Porque la Ninfa, viendo el caso feo,
Y su virginidad así oprimida,
Quedó llorando en agua convertida.



Y todos se levantan y dicen: ole, viva loh novio!. Pero se quedan con cara de "jarl" cuando la ninfa, desesperada, rota, llora quedando en agua convertida.

---

El saber: "-Haced una tarea creativa sobre la fábula de Espinosa."

La pasión: "podríamos seguir la fábula, ya sabes, como si siguiera"

La razón: "máximo 10 octavas"

---

Tengo 4 y 10 son muchas


Como ante estatuas de humo evanescente
De Genil su faz en lágrimas torna
Como Orfeo en mirar impaciente
Al ver muerte en sol que adorna
La bella ninfa que deja serpiente
En silente averno y dioses en sorna.
Mas el agua en que deshace parece
Se engarza y une al dios mientras perece.

Absorto e inmóvil absorbe el hado
Y fatalidad exige que en sueño
Caiga firme, e Hipno ofrenda exaltado
Su quimera prófuga, harta en beleño.
Y sueña del mal haber afanado
Pues ahora es solo de un sueño dueño
Y en luz bebida en recuerdos convertida
Yace exangüe la abrupta llama y vida.

Y viendo, Hespérides, Náyades, Dríades
Con Oréades, Trías, Perimélides.
Luminosas voces tañen Melíades
Y cantan, bordan, crean Epimélides     
Dádivas mutuas que serán a Antríades
Deleites, goces de dulces Alsélides.
Que en claveles y rosas, mirabeles
Fabrican ramos hechos con pinceles.

Ve panales, mieles y dulces, panes,
Y ojos en amarillo color posando
También lirios, bellos tulipanes;
Y al sol, alhelí al cielo olor brindando.
En esto entiende alcance en sus afanes,
Pues Tántalo amor terminó dejando
Y en cierne oprimido futuro ajado
Encuentra senil, rio amortajado.

aquí iría otra más casi acabada y la siguiente betis hablando, la quinta y última aún:













"Deja ansias que pena al amor amado
Es, y ansía calmado el amado amor
Pues, no dolor, sí candor sosegado
Es, lo que en teséica proeza, clamor,
Que alzaste en tus riberas exaltado
Buscabas, cambiando fortuna y honor
De dos entes al rumor, por congojas
Que ahora arrojas, que desalojas"

El resto quien sabe!! 




El tema parece confuso, las imágenes no son claras, están más bien codificadas, y la búsqueda experimental de ritmos en la octava -que aunque versátil, tiene una música- no terminan de cuajar. A veces el ritmo versal y el sintáctico no me convencen, pero para los ratos libres de febril imaginación, pues ale!, ya lo arreglaremos.


Tras un breve despeje, aspirina para los enfermos y a la cama. !!

28 may. 2010

Diatribas y cábalas nocturnas

Lo sé, a veces la gente, uno mismo, carece del poderío suficiente para aguantar y sobreponerse. Puede que algunos consigan ver el sentido trágico y se dejen llevar por él. A Henry le pasó, y como buen final, mató a Armanda en un arrebato opiaceo, cosas del teatro, y mira que se lo advirtieron: solo para locos. Hizo lo correcto, lo que le pidieron. Fausto tuvo suerte, incluso después de dejar preñada a una, hacer que muera, matar al hermano, ser Orfeo un ratito, sacar a la Helena que tanto hizo sufrir a Príamo -que al fin y al cabo fue el peor parado-, y por ser poco, entender el sentido ambiguo de la pobre vida de mentes alejandrinas, con todo eso, fue al cielo. Si es que dios existe, claro. La cosa es que el camino correcto a veces no es el fácil, y no siempre estamos de ánimos suficientes, aunque finalmente haya que levantar y dar unos pasitos. Pero al fin y al cabo esa es la gracia de esto. El lunes haremos acto de presencia, mientras nos deleitaremos en el sueño y el misterio, la lectura y el tiempo perdido, o supuestamente perdido, que es el mejor.

Que me parece bien también ( :) ) el jugar con los géneros y el misterio de qué saldrá. Me apunto, que luego a uno le pasa eso de: bah esssssque la vagancia me produce falta de inspiración. Eso sí, mañana. Y ole uno, que si no se pone es peor, y luego llegan las calores. Y hablando de calores, próximamente en todos sus cines, una de terror: Junio. Por ahora dejo esto con un par de lecturas.

"estoy enamorada"

ella es joven, dijo,
pero mírame,
yo tengo unos tobillos bonitos,
y mira mis muñecas, tengo
unas muñecas preciosas
oh Dios mío,
creí que todo iba bien,
y ahora otra vez ella,
cada vez que llama te vuelves loco,
me dijiste que había pasado
me dijiste que había acabado,
oye, yo he vivido lo suficiente como para ser
una buena mujer,
¿por qué necesitas una mala mujer?
necesitas que te torturen, ¿verdad?
crees que la vida es una porquería
y si te tratan como una porquería
todo cuadra,
¿no es así?
dime, ¿es eso? ¿te gusta que te traten como
una mierda?
y mi hijo, mi hijo iba a conocerte.
se lo dije a mi hijo
y dejé a todos mis amantes.
me puse de pie en una cafetería y grité
ESTOY ENAMORADA,
y ahora te ríes de mí...

lo siento, le dije, lo siento de veras.

abrázame, dijo ella, abrázame, por favor.

nunca he estado metido en una cosa así, le dije,
estos triángulos...

se puso de pie y encendió un cigarrillo, le temblaba todo el cuerpo
iba y venía de un lado a otro, enloquecida y furiosa.
tenía un cuerpo pequeño, brazos delgados, muy delgados, y cuando
gritó y comenzó a pegarme la cogí por las
muñecas y entonces lo vi en sus ojos: odio;
auténtico, profundo, secular. yo era malvado, maleducado y
loco. todo lo que había aprendido no me había servido de nada.
no había ser vivo más estúpido que yo
y todos mis poemas eran
falsos.

Bukowski. Run with the Hunted. Traducción Jorge Berlanga. (que esto de vivir con traductores te hace tener conciencia de que ellos también trabajan, y mucho, para hacerse un huequito en la literatura de los demás).


Tan dulce
suspira
la lira
que hirió
en blando
concento
del viento
la voz

Espronceda, El estudiante de Salamanca. (rimas en trisílabo; frikada)



XVII

Creí que estabas en mí
-eterna-
lo mismo
que si estuvieras
esculpida
en una piedra...
y estabas
como un dibujo en la arena,
en la arena del camino,
en la arena que dispersan
el agua,
el viento y las huellas.

L. Felipe, de Versos y oraciones del caminante.

-----------------------------

Lo que los hombres, la mayor parte de las veces, entienden bajo el concepto "hombre", es siempre no más que un transitorio convencionalismo burgués. Ciertos instintos muy rudos son rechazados y prohibidos por este convencionalismo; se pide un poco de conciencia, de civilidad y desbestialización, una pequeña porción de espíritu no sólo se permite, sino que es necesaria. El "hombre" de esta convención es, como todo ideal burgués, un compromiso, un tímido ensayo de ingenua travesura para frustrar tanto a la perversa madre primitiva Naturaleza como al molesto padre primitivo Espíritu en sus vehementes exigencias, y lograr vivir en un término medio entre ellos. Por esto permite y tolera el burgués eso que llama "personalidad"; pero al mismo tiempo entrega la personalidad a aquel moloc "Estado" y enzarza continuamente al uno contra la otra. Por eso el burgués quema hoy por hereje o cuelga por criminal a quien pasado mañana ha de levantar estatuas.

El lobo estepario. Herman Hesse. ( lo coja por donde lo coja, abres, y tienes algo delante donde solo puedes quedar diciendo: PAM!. Pobre, todo subrayado xD y a boli, con alevosía, y conocimiento de causa)


FAUSTO
No temas que rompa la alianza. Lo que ahora mismo te prometo es el alcance de toda mi fuerza. Me he engrandecido tanto que ya sólo pertenezco a tu rango. El gran Espíritu me ha despreciado, ante mí se cierra la naturaleza. Se ha roto el hilo del pensamiento, hace mucho que me asquean los saberes. ¡Que las pasiones que arden dentro de mí se hundan en lo profundo de la sensualidad! ¡Que todo milagro me espere dispuesto tras un velo mágico impenetrable! ¡Lancémonos a la embriaguez del tiempo, a la sucesión de los acontecimientos! ¡Que se alternen como quieran el dolor y el placer, el logro y la desazón!: solamente sin descanso se pone el hombre en actividad.

Estaba el pobre hablando con Mefistófeles, es lo que dice poco antes de sellar el pacto con él por su alma. Por cierto lectura recomendada solo por la actualidad y el encanto de los demonios, por el humor, por la historia, todo. De este está saliendo una "reseña" (tocate los wilflis) sobre el sentido trágico en la obra de Goethe con apoyo de Nietzsche ( O_O' ). Fausto. Goethe.

22 may. 2010

Reseña¿?

¿Reseña? Palabra ambigua para definir eso de: Hazme un ensayo pero tampoco tiene que ser tal porque: Ni quiero leer, ni busco tu esfuerzo. Aún hay profesores con miedo a alumnos interesados. En otros países se enseñan los alumnos con ensayos una y otra vez y aquí nos afanamos en un que sí, que no, que caiga un chaparrón. Y que viva el pentámetro yámbico. Pues a la mierda, y cada vez que pidan una "pequeña reseña hablando sobre", se tendrán que leer un tocho sobre lo que a mi realmente me parezca que para eso se curra uno cuatro mil palabras. A todo esto: Final de una "reseña" sobre el psicoanálisis:



Pero finalmente ¿Qué más da si el poeta nos habla de un mundo simbólico y nos lo representa maquillado de realidad?. La belleza y la fuerza poéticas no tienen porqué ser fieles a la verdad y la realidad. Para el poeta la realidad existe, pero bajo un filtro ensoñativo que tiñe esa realidad humana de un color inmanente al hombre desde su inconsciencia colectiva más profunda –de ahí la afirmación de que en cada persona hay un creador-. La realidad atosiga a las ensoñaciones y las presta a esconderse y ocultarse en un yo marcado fuertemente por restricciones o aferrado a la realidad. Sin embargo no se cohíben tanto las fantasías cuando la personalidad conformada es bajo la búsqueda de formas universales que den significado a lo que se quiere expresar incluso lejos de lo verosímil y no ocultando la existencia del mundo visto en la ensoñación. Es lo fantástico y ensoñativo, las gafas que tornan la visión del creador maravillosa a la realidad lo que convierte a esa realidad ensoñada o sueños diurnos representados, en arte. Queriendo así trasladar ese filtro de ensoñación diurna con el que ven un mundo simbólico que a muchos sirve por otro lado para satisfacer placeres y deseos ocultos, el poeta crea –superando así también sus temores, conocedor de ellos- dando especial dedicación a la expresión del sentimiento dado siempre tendiendo a una universalidad que hace partícipe a todo el mundo. A la frase real, dogmática, fehaciente de qué hay que ser de mayor, habría el creador de responder que no hay que querer ser algo de mayor, sino de pequeño, pues solo así, jugando en la mayoría de edad de una personalidad conformada como antes describimos se consigue ver todo bajo el influjo del sueño satisfaciendo deseos; el anhelo de lo bueno, lo malo, lo universal a fin de cuentas, están tras el cristal empapado de ensoñación y fantasía del poeta. Cercano a la locura.




-----


invención de palabras incluida :D


Cosas jamás entendidas

Probablemente haya multitud de situaciones que a nuestros ojos jamás entendamos como lícitas o realmente trascendentes, qué mas da, para algunos lo son. Hoy fui testigo de una de esas que terminan por replantearte la capacidad de abstracción que tiene una persona. Expliquemos esto: multitud de alumnos y una clase, una profesora y una asignatura. ¿Cuáles, quienes? Qué más da. Conversación que se llevó a cabo en esa clase:

[Sobre mapas de dialectos]

alumna random: Pero...es que no entiendo, aver, yo cuando sé que.... (interrupción)

Profesora universitaria: Es que no se trata de saber, es que lo dice Manuel Alvar.

Punto, un punto y final lapidario. NO, y hagamos resaltar la paradoja; NO se trata de saber. Es decir, se trata de memorizar, de aplazar la sabiduría que se supone nos transmiten profesores que habrían de buscar alumnos realmente interesados en su carrera ( que esa es otra de la que ya hablaremos) y enseñarles a amar lo que ellos aman. Filología, una palabra para definir amor por las letras. Si realmente careces de la premisa de la que se parte: O no seas alumno de esa carrera, o no seas profesor de la misma.

Porque ¿A donde quieren llevarnos dogmatismos extremos sin sentido común? Hay muchas maneras de explicar y hacerte "Amar" algo. Esa, no es manera.

El problema reside en que cada vez hay más profesores y menos Maestros, por ende, más alumnos y menos discípulos. Toda una lástima para los sentidos de la lengua que subyacen y subsisten en un ademán casi ilícito de repateo angustioso y moribundo. Un gran logro pues, para la memorización absurda y el vómito en exámenes exentos de toda lógica más que la de aprobar y suspender. Qué gran método para contribuir al "avance" de este sistema que construimos todos con nuestras manos.

Lo inefable se bate con lo rigurosamente científico, y los amantes del verbo, las mentes inquietas, ven desde un segundo plano como distintas ramas se automasturban en un baile de: veamos quien lo hace más mal - que no peor-.

Enhorabuena a muchos por la universidad del presente, por las mentes del futuro, por la contribución a la alienación de la persona. Yo os doy las gracias por NO tener que "saber", y regirme por manuales y palabras de otros. Es todo mucho más fácil, finalmente gracias, sois muchos/muchas ( vaya mariconada tener que poner ambas cosas) l@s buenas personas que han contribuido a esto. De profesores desencantados solo pueden salir mentes; o bien alienadas, o bien desencantadas, o bien "no mentes".

¿Cuándo, cuándo os daréis cuenta de que tenéis el futuro a medio construir con las generaciones venideras en vuestras manos y las estáis desaprovechando en un: No-me-quiero-mojar-pero-sí-cobrar? Mentes ávidas y solo se os ocurre NO "saber". Perfecto, perfectísimo, jodidamente perfecto. (Ya no sabía como resaltar la indignación :) )

Aun, gracias al cielo, algunos excéntricos aun leen en clase el Polifemo - de Góngora- con Mozart de fondo en clase. ( Y aún hay algunos que bostezan o no se paran a reparar en la belleza y se distraen, profesores desencantados; alumnos desencantados)

Ahora sí: Gracias. Y a los otros: solo hacéis más grandes vuestras doctoradas faltas y alimentáis nuestras nostalgias e ingenuidades, pero sin duda: gracias. Porque hacéis más grandes aquellas cosas dignas y bellas, con significado y más allá de todo dogmatismo desde vuestra estupidez ( y ahora sí me mojo). Gracias.






Es que no se trata de saber...

Jamás lo olvidaré/entenderé. Necesitamos una palabra que exprese esas dos ideas juntas xD.


Micro

Educacional.

- ¿Lo entiendes?

- No.

- Entonces aprendetelo.

[...]

- ¿Ya?

- No.

- Repasalo pues.

- Pero no lo entiendo.

- Memorizalo.

- [...]

- ¿Ya?

- No. Es que; yo pienso...

- No, no pienses.

- [...]

- ¿Ahora sí?

- Si, ahora lo entiendo todo.


16 may. 2010

A

PUNTO DE

...............................I
...........................I-N
.......................I-N-F
..................I -N-F-L
..............I-N-F-L-E
..........I-N-F-L-E-X
......I-N-F-L-E-X-I
....I-N-F-L-E-X-I-O
I-N-F-L-E-X-I-Ó-N
N-F-L-E-X-I-O-N...
F-L-E-X-I-O-N........
L-E-X-I-O-N............
E-X-I-O-N-..............
X-I-O-N-..................
I-O-N-.......................
O-N............................
N................................



(ar)

14 may. 2010

La diferencia entre las oportunidades y las tentaciones:

[...]


Poder irme de aquel lugar y salir disparado hacia el nuevo vicio. Meterme otra raya y acabar la fiesta en calzoncillos –o sin ellos- tirado en algún portal, el resto me daba igual, aquello, sí, aquello era mejor que estar frente a una ventana intentando hacerse el romántico e interesante con alcohol en la mano, ¡Oh! , ¡Qué malo era bebiendo en aquel fin de semana una cerveza de litro mientras miraba por la ventana en aquel piso incólume! Me esperaban aquellas pecas, aquel pecado en algún lugar, aquellas calles dantescas plagadas de vicios y aquel instante preciso en el que caer bajo el embrujo de la ciudad despierta bajo una máscara durmiente. ¿Qué coño hacía allí? alcohol y sexo gratis; no era para quejarse, pero la mierda que me había metido pasaba factura y me hacía pensar más de la cuenta. Quería volver a la vorágine del anonimato, a aquel estadio intermedio entre la sociedad y la misantropía. Alcohol, carne, mujeres, drogas, hombres, calles atestadas de personas deseando, y alguien apático como persona y lleno de odio y alcohol apoyando la moción de ser uno más en aquel descarriado mundo que apestaba y acogía al mismo tiempo. Era Fausto ahora, y Mefistófeles, el propio mundo dándome su beneplácito a gozar a cambio de mi propia alma.

-Bienvenido.

-¿Qué? - y otra vez ese agujero en el estómago, esa mano removiendo las entrañas-


[...]

2 may. 2010

a

La noche te asfixiaba, la ventana abierta dejaba pasar la leve brisa de una primavera tardía y marchita. Las voces de la masa se oían a lo lejos, como profundos alaridos y quejas de gente sin sentido vital. Yacías en la cama, con los ojos abiertos y el torso desnudo, perdida la mirada en el mirar del devenir de los segundos y el tiempo; un tiempo estancado que olía a final de primavera y comienzos de verano. El piso estaba casi vacío, tranquilo, en paz, terriblemente tranquilo, en una horrible paz, inerte, estancada. Los segundos se deshacían y los minutos y horas carecían de sentido después de que todo quedara quedo, en silencio, quieto, inamovible. Notabas una respiración, sí, tuya o de cualquier otro ser, la habitación en calma, en penumbra, asomaba a un callejón antiguo, estrecho, y de la ventana entraba ese pequeño resplandor de la farola que se sabe exangüe y titilante, una luz moribunda, callada, amarilla, amarga, sinestésica. Te descubriste levantando la mirada a las viejas cortinas, a las cadenas que salen del techo sujetando un palo de fregona que hace las veces de apoyo para armarios improvisados de tela, colgados, como cuerpos inertes, albergando poquísimo, apenas nada, algo de ropa y el dinero que al entrar dejabas allí, sí, igual que personas, atadas al yugo, sujetadas en volandas por cadenas que surgen del cielo y que os mantienen atados y a salvo de no caer al suelo, de no dar con los pies en la tierra, volando, llenos de poco más que ropas y dinero. La noche era fresca ahora, por fin, pero el tiempo es pesado, y en tu cabeza ni siquiera se movía entonces, se cernía en deleites el pensamiento en repasar hechos y vidas que podrían haber sido las tuyas, en sentir anhelos, vivencias extrañas y oníricas con los ojos abiertos, fijos en un punto tenebroso cerca del perchero; de esos antiguos, de madera vieja y pintada de un blanco ajado por el paso de los años en aquel antro ahora abandonado. La visión se cerraba con el paso de los extraños segundos inexistentes, y mientras más fijabas la vista en algo concreto, más se cerraba la panorámica que advierte del resto de la habitación, de la existencia. La especialización extrema, es una muerte lenta. La vista lo sabe y se ha dado cuenta ahora, y no antes, perdido entre cábalas, de que el tiempo está vivo, y que ni aquello era el limbo, y que sigues perteneciendo a la especie humana. O no. Es entonces cuando sentiste el frio que transmite viento que pasa sin saber si quedarse o irse; se fue, y solo quedó el frio. No te levantas cansado, al contrario, quizá desganado, pero activo, paseas por los restos de una casa realmente abandonada y que se describe a ella misma como una mera superviviente de la vorágine social que desdeñas desde dentro de la misma. Una actitud esquiva con uno de los pocos espejos que aún quedan en pie, que no limpio, advierten tu paso por un lugar yermo y muerto; y te descubres en ese espacio vacío sin poder llenarlo solo. Las voces vuelven con más rigor y ahínco a avisar de que siguen ahí, de que alguien más en el mundo existe más allá de ti, y de que ese lugar ajado, frio, yermo, exangüe, triste, oscuro, vacío que conforma tu mundo, es solo una parte más del mundo vacío, oscuro, triste, exangüe, yermo y frio que habitas. Llegaste al salón, todo un logro coordinar pasos hacia el corazón de la casa, atravesaste el baño, el pasillo y la entrada; está lleno de muebles, agolpados sin ningún tipo de sentido: sillas, sillones, sofás, mesas descarriadas con cuatro patas; aberrante. Las paredes han sido pintadas una y otra vez, manchadas por manos que no conocen porqués ni cómos y dejaron sin embargo su huella marcando para siempre aquel lugar. La puerta está rota, desvencijada tras la lucha continua en la antigüedad contra hombres y mujeres, quién sabe si dignos o no. Y quien sabe si ser digno o no, depende de unos cánones o no, de tener u obtener unas características precisas y precisadas para la sociedad selvática en la que vives. Qué más te da, y qué más da, al menos hay luz en el salón y por fin entras, pero no enciendes la luz. La estancia está en silencio, la noche traslada sonidos inapreciables que se escurren por tu ombligo y llegan hasta tus entrañas haciendo que se estremezcan, es ese nerviosismo curioso del querer conocer, esa inquietud por qué olor tendrá la noche, o qué color el cielo negro, es esa inocencia de un niño frente a lo desconocido y ante la soledad de enfrentarse a lo desconocido, es el mirar confuso en penumbra hacia las cortinas manchadas por el paso del tiempo y la gente, es el frio que recorre los dedos de tus pies y talones y se transmite a través de tus piernas desnudas en la quietud de la noche. Qué nimio, qué insignificante el paso de tu tiempo y tu frío con respecto al de la historia que te precede y te sucederá; qué difícil entonces hacer balanza de tus propios actos y enmarcarlos en la verdad o la mentira, en la cordura de tu locura. Qué difícil ubicar lo efímero en el tiempo como algo que no carece de importancia, digno de mención. ¿Qué voluptuosas efemérides buscabas en un salón viejo? Quizá ni siquiera tú lo sepas a día de hoy, en cualquier caso, hubo una respiración expectante, esperando. Fuiste y ahora duermes; entre alaridos extraños y gritos de dolor nocturno, entre sonidos apagados que llegan en un común terror y rasgar de vehículos lejanos, voces vacías que expresan sonidos vivaces y muertos, vacíos, de personas. Duerme, tranquilo, mañana vivirás un día más en la selva que te alberga, más allá de tu frío lugar de reposo; aprovecha la escasa compañía. Cuando salga el sol el mundo habrá despertado, y tú, obligadamente, con él.

Inexplicables Seguidores

Beren

Beren
goro goro

Datos personales

Mi foto
Antarctica
Me gusta doblar los libros, subrayarlos, pero sobre todo leerlos. Me gusta mi gata, más que muchas personas. Hacer tartas. Dormir cuando pían los pájaros y estar en vigilia cuando otros duermen. Huyo del gentío. Las cosas complicadas.