Frasario

"Y todo comienzo esconde un hechizo"

José Knecht

22 may. 2010

Reseña¿?

¿Reseña? Palabra ambigua para definir eso de: Hazme un ensayo pero tampoco tiene que ser tal porque: Ni quiero leer, ni busco tu esfuerzo. Aún hay profesores con miedo a alumnos interesados. En otros países se enseñan los alumnos con ensayos una y otra vez y aquí nos afanamos en un que sí, que no, que caiga un chaparrón. Y que viva el pentámetro yámbico. Pues a la mierda, y cada vez que pidan una "pequeña reseña hablando sobre", se tendrán que leer un tocho sobre lo que a mi realmente me parezca que para eso se curra uno cuatro mil palabras. A todo esto: Final de una "reseña" sobre el psicoanálisis:



Pero finalmente ¿Qué más da si el poeta nos habla de un mundo simbólico y nos lo representa maquillado de realidad?. La belleza y la fuerza poéticas no tienen porqué ser fieles a la verdad y la realidad. Para el poeta la realidad existe, pero bajo un filtro ensoñativo que tiñe esa realidad humana de un color inmanente al hombre desde su inconsciencia colectiva más profunda –de ahí la afirmación de que en cada persona hay un creador-. La realidad atosiga a las ensoñaciones y las presta a esconderse y ocultarse en un yo marcado fuertemente por restricciones o aferrado a la realidad. Sin embargo no se cohíben tanto las fantasías cuando la personalidad conformada es bajo la búsqueda de formas universales que den significado a lo que se quiere expresar incluso lejos de lo verosímil y no ocultando la existencia del mundo visto en la ensoñación. Es lo fantástico y ensoñativo, las gafas que tornan la visión del creador maravillosa a la realidad lo que convierte a esa realidad ensoñada o sueños diurnos representados, en arte. Queriendo así trasladar ese filtro de ensoñación diurna con el que ven un mundo simbólico que a muchos sirve por otro lado para satisfacer placeres y deseos ocultos, el poeta crea –superando así también sus temores, conocedor de ellos- dando especial dedicación a la expresión del sentimiento dado siempre tendiendo a una universalidad que hace partícipe a todo el mundo. A la frase real, dogmática, fehaciente de qué hay que ser de mayor, habría el creador de responder que no hay que querer ser algo de mayor, sino de pequeño, pues solo así, jugando en la mayoría de edad de una personalidad conformada como antes describimos se consigue ver todo bajo el influjo del sueño satisfaciendo deseos; el anhelo de lo bueno, lo malo, lo universal a fin de cuentas, están tras el cristal empapado de ensoñación y fantasía del poeta. Cercano a la locura.




-----


invención de palabras incluida :D


No hay comentarios:

Inexplicables Seguidores

Beren

Beren
goro goro

Datos personales

Mi foto
Antarctica
Me gusta doblar los libros, subrayarlos, pero sobre todo leerlos. Me gusta mi gata, más que muchas personas. Hacer tartas. Dormir cuando pían los pájaros y estar en vigilia cuando otros duermen. Huyo del gentío. Las cosas complicadas.