Frasario

"Y todo comienzo esconde un hechizo"

José Knecht

6 ene. 2011

Noches II

Y a mi que coño me importa que tú seas un náufrago o la puta virgen María

Pero cariño, yo soy poesía, yo soy pasión, entiéndeme, y siendo dos pes no soy del PP, de qué te quejas

Te digo que me importa esto, y menos; que te pregunto si follamos, no si quieres casarte conmigo, hostia.

Y acariciarte el cabello, oro bruñido al sol relumbra en va...

Que o te bajas los pantalones o me largo, gilipollas.

¿Sabes qué rimaría con eso?

El sonido de la puerta cerrándose y tú masturbándote en la soledad.

Eres cruel conmigo ¡Yo te amo!

¡Y yo casi te creo! Qué bien finges, amor, casi mejor que yo.

En eso te equivocas, ¡Te necesito!

Nunca a la poesía le hizo falta la amada, el amado, o la puñetera madre que la parió. Follamos, ¿o no?

Yerras nuevamente, amor, si tan siquiera pudiera explicarte...

Que para ti soy un lienzo en blanco, un papel más, arrugado dentro de poco en la papelera. No más que otra de aquellas, o de estas otras, de tantas

Y a todas os quise con locura! ¡A todas!

¡A ninguna! De ahí esto, hazlo aquí como un perro, como animales y siente el vacío que dejas después tú también, el frío ¡Me cago en la leche!

Pero yo amo cada verso, amo cada recóndito lugar de tu cuerpo con la misma intensidad con la que brillan los astros ¡No puedo darte más ni amarte más! ¡Estás mintiendo!

Pues te estás bajando los pantalones ya porque me tienes hasta aquí de tus poesías, y tus puñetas, y de que mis ojos son universos, y los adoquines son la madre que te parió. Es Navidad, quiero que me la metas y no pienso pedirlo a Papá Noel.

¿Cariño, te he hablado alguna vez de Isla Tortuga? Y...¿Papá Noel...? Enferma

¿Te he hablado de tu madre?

Hablando de madres ¿Sabes que los reyes magos son los padres?

¿Pedirás un pene para el seis, entonces? Igual lo mismo así...

No. Pero tú puedes ir pidiendo lo que te venga en gana.

Por pedir que no quede ¿No, cabrón?

Perdón, y a poco de sentirme halagado: naufrago. Y si me permites, me espera la paz de la playa, donde te haré el amor como nunca nadie lo ha hecho, como jamás nadie lo hará, y hasta el mar, las olas, la playa y la propia arena llorarán a coro, henchidas en belleza. Y no sólo contigo...

Y así se va, recreándose en su mierda,” arrivederchi, bon buayás, bay, aloja” ¡ Y me cago en tu pu..!

El sonido de una puerta nunca deja indiferente -a nadie-, y mientras me recostaba en la cama, seguí oyendo golpes y maldiciones tras el umbral, que lentamente se fueron apagando y cediendo al cansancio, desapareciendo para siempre como la voz de una mujer calumniándote –que todo hay que decir, resulta de lo más reconfortante- y volviendo al lugar de donde nunca debió haber salido: Mi memoria. Acaricié a la gata, que me miraba con sus ojos que todo lo saben. Bostezamos más por gusto que por cansancio. Sonreí con ella.

-Hoy te fui, te seré, he sido infiel. Pero tú nunca lo sabrás –le confesé-

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Das miedo

Pine Apple dijo...

No conozco toda tu obra, está claro, pero esto tiene todas las papeletas para ser el mejor diálogo que hayas escrito en tu vida.

Pancho Magno dijo...

Y va Fran y.... ¡PAM!

-ninja-

Cartaphilus dijo...

Mira. Otro que la agarró con la inspiración:
http://inmaculadadecepcion.blogspot.com/2011/01/el-tonto-de-picasso.html

LucíaCores dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
LucíaCores dijo...

Fix'd: si lo pules, me invento un botón de "me flipa" sólo para tu entrada.

Inexplicables Seguidores

Beren

Beren
goro goro

Datos personales

Mi foto
Antarctica
Me gusta doblar los libros, subrayarlos, pero sobre todo leerlos. Me gusta mi gata, más que muchas personas. Hacer tartas. Dormir cuando pían los pájaros y estar en vigilia cuando otros duermen. Huyo del gentío. Las cosas complicadas.