Frasario

"Y todo comienzo esconde un hechizo"

José Knecht

24 mar. 2010

Orden y sentido

Iré, y contigo, luz, entonces, al prado y llanura, y con mandobles y cañones y bastardas y bastones - evadiendo cánones- nos batiremos, en lícita justa donde armas es pluma y sangre supuran. Texto lírico intentas, pretendes, no entiendes, ni rimas y te pierdes, ni te rindes y lastimas a ese amigo, compañero, amante y esquivo que es el verbo. Te retuerces y estremeces en abúlica devoción que más hubiera de ser intención: frondosa búsqueda en tupido bosque y bosquejar, encontrando finalmente – sin nombrar a Atenea- la tan anhelada sabiduría; que por otro lado, tanto y tantas veces fue Tántalo. Insulsa excusa la prisa que no te exime de la culpa de querer Hacer haciendo lo equívoco.

Busca entonces rubíes, zafiros, diamantes, coloreadas rocas que alimenten tu entendimiento. Pues todo, al unísono , son anhelado conocimiento. No caigas en horribles errores, errando y errante, no caigas en la conversión a Naga, y hagas cálamo, que debiera ser daga, en alabarda oscura. Se mandoble, sí, y también machete y florete, y falcata y estoque y espadín. Se más, más ágil y viva. Sé pétalo, sé viento, sé sutil y sincera. Sé pluma. Y solo ligera se es si se sabe.

Y así, te verás en un día lángido y precioso, brillante, ecléctico ,colmado de insuperables esperas e interminables adioses, donde sin saberlo, el germen de tu lectura: escritura; que nace, crece y se reafirma en su firmeza para dar frutos sanos, ricos, con jugo y jugosos - que no es lo mismo- dará su resultado, para así, y que solo de esa manera alcances a probar el que para nosotros es imposible aún: el fruto de uno mismo.

Se entonces plata, absorbe los demás colores, acercate al nácar, rehuye a la oscura estupidez, imprégnate en el blanco, en perla, en marfil preñado en luz.

Mas esperad:

Perdida en deleites musa animosa

Calló en la cuenta y horrible congoja

Que a veces le provocan verso y prosa

Furiosa; sí, separó la secoja,

Y alzándose en alto fatigosa,

Miel, peine, desdeñosa arroja;

Al encuentro corre del verbo amante,

A evitar dolor de pluma errante.


Anduvo en busca, durante mucho, y se horrorizó:

Pobres, Hespérides, Náyades, Dríades

Sufren, Oréades, Triás, Perimélides.

Voluminosas espadas Melíades

lucen, tristes, forzadas Epimélides.

Bracamartes, largas, sicas Antríades

Retractaos, dejad vivir las Alsélides,

Que en plumas pulcras que debieran sueño

Cuajan espadas, ponzoña y beleño.




Entonces...

Arded, fogosos en abruptas hogueras, sed llama que seca, alumbra, pero también quema. Morid
entonces como herejes, brujas, pillos y grandes héroes.
Que haciendo daño a las pobres que os consuelan y por vosotros velan solo herís, dañáis ese estanque límpido al que acudían antes musas a gozar de paz, tranquilidad y jardín maravilloso. Os susurraron suavemente historias de grandes proezas, inusitadas flaquezas, pero nunca insurgentes poemas, y ahora vosotros ¿Porqué devoción mostráis por Genios que en tinta de ponzoña viven y no a las musas que os consiguen versos e inspiraciones? ¿Qué daño y gravedad, tamaña ofensa, hicieran estas para ser envenenadas y a la sátira expuestas? Cocead pues, masa, en delirios de grandezas y profundas masturbaciones ante el espejo. Quereos más que nunca, ahora que gozáis del Genio y no el sueño, y deshaceos en pulcras y afiladas inquinas.

Arded, fogosos, en abruptas hogueras, sed llama que seca, alumbra, pero también quema. Si queréis.

No hay comentarios:

Inexplicables Seguidores

Beren

Beren
goro goro

Datos personales

Mi foto
Antarctica
Me gusta doblar los libros, subrayarlos, pero sobre todo leerlos. Me gusta mi gata, más que muchas personas. Hacer tartas. Dormir cuando pían los pájaros y estar en vigilia cuando otros duermen. Huyo del gentío. Las cosas complicadas.